4 consejos para que la guarde acepte los pañales de tela

En pocos días, nuestros/as peques entrarán o volverán al cole.

Las familias que quieren utilizar pañales de tela (o ya los utilizan), siempre tienen la duda de si la guardería aceptará utilizar los pañales de tela en su centro.

¿Qué hacer para que nos acepten los pañales de tela?

Enséñales los pañales y la bolsa impermeable donde guardarlos.

Hay muchos tópicos y miedos con los pañales de tela. Muchos están basados en ideas anticuadas de lo que eran los pañales cuando nuestras abuelas los usaban (incluso a veces nuestras madres).

Elige una bolsa impermeable que tengan dos bolsillos separados (uno para los pañales limpios y el otro para los pañales sucios). Enséñale como guardas cada tipo de pañal en la bolsa impermeable para que vean que no tendrán que manipular mucho los pañales sucios, ni que ensuciarán los pañales limpios, ni que apestará en toda la sala.

Tranquilízales explicando que recogerás los pañales sucios y repondrás pañales limpios cada día.

Ofrece tu tiempo para formar al personal de la guarde como usar los pañales

El personal de las guarderías tiene muchas tareas y muchas repetidas, así que cualquier complicación en su rutina puede repercutir sobre su gestión del tiempo. Imagínate que suele haber clases de 15-20 peques, y cambiar 15-20 pañales, hasta 4-5 veces al día, son muchos pañales y muchos minutos en el día.

20 peques * 5 cambios = 100 cambios
100 cambios * 3 minutos = 300 minutos
> 5 horas!
(Vale, sí, estas horas están repartidas entre todo el personal que cuida de los peques.)

No siempre el personal ha estado en contacto con los pañales de tela anteriormente. Es buena idea explicarle como funcionan tus pañales de tela y como tienen que ajustarlos a la hora de ponerlos y almacenarlos a la hora de quitarlos.

De esta forma, se sentirán mucho más empoderados, verán que no les tardarán mucho más que un pañal desechable. Y a la vez, te aseguras que cuidarán bien de los pañales.

Empieza con el primer pañal del día y incrementa a medida que el personal vaya cogiendo confianza.

Una buena idea es pactar con la guardería empezar con el primer pañal del día. De esta forma, los y las educadores pueden familiarizarse con los pañales de tela, aprender a manipularlos, ajustarlos, almacenarlos y adaptar sus rutinas adecuadamente.

Y por suerte cogerán confianza y aceptarán incrementar a más pañales de tela por día.

Elige sistemas lo más sencillo posible para que el personal tenga lo menos manipulación posible.

El personal de las escuelas infantiles tienen muchas responsabilidades y muchos gestos repetitivos. Si elegimos pañales de tela fáciles de ajustar y quitar, recortará el tiempo necesario al cambio de pañal y verán que no es muy diferente de los pañales desechables.

Idealmente, queremos pasarles unos pañales ya montados y listos para utilizar. Sean los que sean, mejor que no tengan que preparar pliegues o insertar absorbentes.

También viene muy bien usar forros, y por mucho que sea una opción menos sostenible, desechables. Es porque vuelve la tarea de quitar la caca más fácil y rápida y no tienen que manipular tanto la caca para sacarla del pañal.

Cuanto más le ponemos el tema pañal fácil, más probable que nos acepten los pañales.

—–

Si trabajas en un centro que acepta los pañales de tela o si sabes que la guarde de tu peque aceptan los pañales de tela, ¡comparte en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *